Pensar con el corazón

balancehead-heart

PENSAR CON EL CORAZON

Muchas veces me han preguntado de qué forma he conseguido pensar con el corazón y neutralizar mi mente.

 Lo cierto es que ahora que me he propuesto difundir mi experiencia me doy cuenta de lo fácil que me ha sido llegar a neutralizar mi mente de forma que, generalmente la uso cuando realmente la necesito.

Muchos podríais pensar que, en realidad, no era una mujer de comerme mucho la cabeza pero lo cierto es que le daba mil vueltas a las cosas, los problemas parecían guardar cola en mi mente esperando su turno, las preocupaciones me dejaban ko porque mi mente no era capaz de pensar en otra cosa.

Os puedo garantizar que he sido muy muy cerebral, todo mente, analítica y práctica y ¿cómo estoy ahora?.

En el presente gasto bromas sobre mi capacidad de pensar, suelo decir que mi mente se fué de paseo y que estoy vacía.

Soy capaz de estar todo un día entero sin pensar, solo sintiendo, hecho éste que me asombra hasta a mí misma porque si observo mi vida, tal y como antes la observaba, el  resultado es que preocupaciones tengo o debería tener, debería estar preocupada pues motivos tengo.

Sin embargo, soy feliz y estoy tranquila y en paz

¿Cómo he llegado a esto?

Creo que todo comenzó el día que tomé una dura decisión. Decidí que era momento de averiguar por mí misma la realidad de la vida porque hasta ese momento yo pensaba de acuerdo a los condicionamientos sociales que había mamado.

Desde aquel momento todo era motivo de enjuiciamiento, todo lo ponía en duda, de forma que las verdades fueron saliendo. Me dí cuenta de que la verdad no es la que te dicen o te inculcan, la verdad era muy distinta.

Esto no se hace, aquello no se debe hacer, esto otro no se debe decir, todo, todo, son condicionamientos sociales.

Esa fue mi elección, hacerme a mí misma.

Y con ello, se desarrolló en mí el arte de escucharme y con ello la espiritualidad.

Averigüé que no tenía por qué preocuparme aunque estuviera mal visto no hacerlo. Que el estar horas pensando la misma cosa me provocaba estar mal a todos los niveles. Que por mas vueltas que le diera a las cosas no se solucionarían sino estaban en vías de solución. Averigüé que los problemas en realidad no existen, que los inventamos nosotros como masocas que necesitamos de preocupaciones y problemas que resolver para sentirnos útiles y socialmente aptos, en vez de disfrutar lo que tenemos. Averigüé que hay otra forma de vivir más simple y que observaba a diario a través de los animales y de la naturaleza.

Averigüé que había vida tras la muerte, que todo tiene un orden y un por qué de ese orden. Que todo sucede en el justo momento y con un fín concreto; que poco podía hacer por desviar el curso de los acontecimientos salvo dejarme llevar.

Y una vez que caen todos o casi todos los condicionamientos sociales que llevas puestos la mente queda tan sorprendida que te dice: “Bien, vale y ahora qué? ahora no creo en nada, no tengo nada¡¡.

Entonces, es el momento del  corazón, es el momento en el que empieza a fluir y a hacerse notar, de forma que sabes si una cosa que lees o escuchas es cierta porque el propio corazón te lo dice, de forma que ante un posible “problema o preocupación” él te avisa enseguida sobre  la forma de enfrentarse a ello y cómo solucionarlo.

A partir de ahora, cuando tu mente rechaza algo has de aquietarla y preguntar a tu corazón a ver qué dice, porque aunque estés más conectad@ con tu corazón, la mente intentará siempre llevarte a su terreno.

No en vano el corazón es el primer órgano que se forma en el feto¡¡¡.

Hasta ahora solo hemos usado la mente como consecuencia de una mala educación durante muchos siglos, es hora de sacar nuestro corazón hacia fuera y reequilibrar ambos.

Hay un valor añadido en el uso del corazón y es el desarrollo del AMOR pero eso es otro tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s