Mujer ¿Te cuidas?

cuidate mujer

No cuidarse es un defecto muy común en las mujeres: dejarse siempre para el final y, a veces, el final no llega nunca.

Si haces eso, si piensas así, mandas al universo la orden de que tu no vales nada, que tú no te importas nada… estando así la situación ¿qué crees que te mandará?

Lo primero siempre has de ser TU, después TU y después. los demás.

La explicación es muy simple…Solemos atender a nuestra familia pensando que sin nosotras no pueden tirar hacia adelante y lo hacemos aún cuando estamos físicamente enfermas que no podemos tirar de nuestro cuerpo.

¿Qué estamos enseñando a nuestros hijos con eso?

Primero: Que la mujer es un mulo de carga y está para servir.

Segundo: Que la mujer no se respeta así misma ni se quiere, pues estando enferma sigue atenta y trabajando para todos aunque esté muerta de dolor.

Tercero: Que no importa los problemas que tengamos, nuestra madre se hará cargo de ellos, independientemente de cómo se encuentre, los asumirá y los resolverá. Les enseñamos a no ser responsables de sus actos ni autónomos para vivir su propia vida, ni a tomar tan siquiera sus propias decisiones. Les hacemos dependientes.

Cuarto: Cuando enfermas ¿quién te cuida? Nadie. ¿Por qué? No has enseñado a ninguno de tu familia que hay que cuidarse para cuidar a los demás, lo que has enseñado es que hay una madre que lo hará todo…y tu madre no está.

Pero cuando la madre enferma de verdad…..¿Quién cuida de los hijos? ¿Quién cuida de los animales? ¿Quién cuida de la casa? NADIE.

Para cuidar bien y ayudar a los tuyos como en realidad quieres ayudarles TU TIENES QUE ESTAR BIEN; si enfermas no podrás ayudarles porque tu cuerpo lo impedirá, y en caso de que pudieras no podrías ayudarles todo lo que quisieras o pudieras.

Así que ya ves: para ayudar de verdad a los tuyos TU TIENES QUE ESTAR BIEN¡¡¡¡

Cuídate. Respeta los momentos en los que tu cuerpo quiere descansar. Acepta tus propias limitaciones y da en la medida que puedas, no te excedas.

Si no puedes ayudar en determinado momento, asúmelo y compréndelo, pero jamás te lo reproches: Eres MUJER no una Diosa.

Ayuda con amor pero no por obligación. E intenta que los demás acepten cada uno su responsabilidad y tomen sus propias decisiones e iniciativas: todos tienen el derecho de equivocarse, sin los errores no hay aprendizaje ni crecimiento.

Intenta que cada cual resuelva su problema, escucha, aconseja, da ideas pero no sumes tu problema a tu mochila.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s