Cómo dejar la 3D y anclarnos a la 4D

 

4D

 

He de empezar explicando, aunque sea brevemente, qué está sucediendo en nuestro planeta y por qué sentimos cambios en nosotros mismos.

Todo el mundo, en mayor o menor medida, ha notado que nuestra percepción del tiempo, por ejemplo, ha cambiado…que las cosas se suceden muy rápido, tan rápido que no hemos acabado la navidad que ya tenemos el verano encima o que, como por arte de magia, vamos olvidando el pasado, los días pasan tan rápidos que no nos da tiempo a realizar nuestras tareas cotidianas.

Pero también sentimos que el pasado ya no lo recordamos con tanto fervor como antaño, que nos vamos centrando en el presente, que los problemas se van solucionando solos e incluso, dolores físicos inexplicables y quién no ha observado cómo cae el muro de personas hasta ahora totalmente escépticas espiritualmente hablando.

¿Y a qué es debido todo esto? A un cambio de frecuencia vibratoria del planeta.

El planeta Tierra, como ser vivo, también tiene sus procesos así como sus propios cambios estructurales y energéticos. Y, actualmente, está en un proceso en el que va a dar fin a un ciclo para iniciar uno nuevo: transición de la 3D a la 4D, va a pasar de un estado de conciencia a otra de mayor frecuencia.

(En internet hay amplia información sobre cómo y por qué el planeta va a sufrir este cambio de frecuencia, para aquéllos que quieran saber más detalles, ya que en este escrito me voy a centrar más en cómo debemos actuar las personas.)

Así que el motivo del por qué oís repetidamente por las redes sociales sobre nuestra elevación a la 4D viene originado totalmente porque es el propio planeta quien va a dar ese salto y, por supuesto, las personas y seres vivos que en nuestra Madre habitan, ofreciéndonos pues una magnífica oportunidad para elevarnos con ella, la humanidad podrá dar un paso más en su evolución.

Energías de muy alta vibración están llegando a la Tierra desde hace unos años para ir preparando la ascensión. Dichas energías son las que producen mayor número de  maremotos, movimientos sísmicos, huracanes, etc. necesarios para que la tierra vaya limpiando las energías densas que tiene acumuladas y, además, se aclimate a las nuevas energías. Pero, también estas energías van limpiando toda esa red energética densa que la recubre a ella y a nosotros con ella. Es decir, la matrix en la que estamos o hemos estado viviendo va desapareciendo poco a poco debido a este flujo energético de mayor vibración. Y nuestro mundo, nuestra sociedad, tal y como la hemos visto hasta ahora, va desapareciendo lentamente.

Y si la Tierra es la que va a elevarse, ¿qué pintamos las personas?

Muchos somos los que hemos elegido estar aquí, precisamente en este momento y, el motivo principal de nuestra elección, no es más que para trasmitir, desde dentro del Planeta, la luz y la energía necesaria para disipar esa mátrix, esa red energética oscura y densa que nos ha rodeado durante miles de años. Así pues el planeta no sólo va a recibir la energía desde el exterior sino que, desde dentro, los seres humanos realizarán un papel muy importante elevando su vibración y anclando la energía 4D en el planeta, ayudando a que el cambio se dé y se realice de una manera sutil.

Evidentemente, estamos ante un momento crucial, muy importante no sólo para nosotros sino para el resto de la vida en el universo entero pues, en realidad, todo depende de lo que nosotros, como humanidad, queramos hacer y/o consigamos hacer.

La Madre Tierra aloja tantísimos focos energéticos de tan baja densidad o frecuencia que lo que era un proceso normal dentro de su evolución se ve impedido por toda esa masa que tanto se aloja en su interior como en el exterior. Tanta carga lleva que, si no la ayudamos anclando las nuevas energías en ella, no podrá elevarse y, por tanto, nuestro siguiente paso evolutivo quedaría truncado.

Así pues, todos sabemos que este proceso ha empezado, todos lo sentimos y, hasta que el paso a la 4D no llegue a un punto en el que no haya marcha atrás, las personas estamos tambaleando, unas veces en la 3D y otras en la 4D.

Leemos mucho sobre este tema, se habla de desanclarnos de la Tercera Dimensión para poder asumir las energías de la Cuarta dimensión que fluyen ya en el Planeta pero pocos son los que dan las claves o herramientas para que podamos hacer esto adecuadamente.

La única y principal herramienta para anclar las nuevas energías en ti y, por ende, en la Madre Tierra puesto que hacemos como antenas para ella, es el trabajo personal, trabajarse interiormente todo lo que sea posible.

Todos, todos hemos notado cambios en nosotros mismos, todos estamos observando cómo nuestra semilla espiritual crece por momentos producto de recibir las energías nuevas, de tan alta frecuencia.

Pero no debemos parar aquí porque hayamos observado ese cambio, estamos aquí para subir la frecuencia de todo el Planeta Tierra y para ello debemos trabajarnos muchísimo más, de forma que nuestro trabajo personal conjunto equilibre el resto de focos energéticos que vibran en bajas frecuencias, en definitiva, nos toca compensar unas energías con otras.

Qué podemos hacer?

1.- No pensar en negativo y Sí visualizar en positivo.

No pensar en los problemas, no pensar en preocupaciones, no pensar en lo que no queremos hacer o lo que no nos gusta.

Y, por el contrario, usar nuestra mente para proyectar en ella imágenes de salud, de bienestar, de felicidad, de prosperidad. Visualiza todo aquello que te haga feliz.

Algunos de los que me conocéis ya estaréis pensando: esto es fácil de decir y difícil de llevar a cabo.

En realidad, en estos momentos, tal trabajo no es tan difícil, solo es cuestión de llevarlo a la práctica y en poco tiempo, se convertirá en rutina, recordad que hay energías nuevas, de alta frecuencia, que te ayudarán a llevarlo a cabo.

Yo suelo poner siempre el mismo ejemplo porque es lo que uso y me da resultado. Suelo decir que los problemas hay que sacudírselos tal como se sacuden los perros.

Entra un pensamiento negativo y si le das vida, si piensas en él, cae sobre ti un peso como si una gran losa se tratara y agrava aún más tu situación porque el resultado es que has dado de comer a un pensamiento negativo y en lo que lo has hecho has empezado a hundirte aún más en ese pensamiento y en otros muchos que te llegan que, probablemente, no sean tuyos pero que están vibrando al mismo nivel que tu pensamiento y se han unido a él. Y todo esto acaba en una pequeña depresión de la que puede ser difícil de salir.

Así que es importante mantener la guardia y controlar la mente. Cada vez que surja un pensamiento negativo tienes que combatirlo: sacúdetelo para que se vaya y, después, visualiza algo que te haga feliz: una  imagen de la playa viendo jugar a tus hijos, los niños jugando en el parque, palomas haciendo arrumacos, un campo lleno de flores e incluso, por qué no¡¡, visualiza aquello que deseas conseguir, visualiza cómo lo consigues y te sientes inmensamente feliz, con mayor motivo si lo que deseas es salud.

Estas nuevas energías hacen que nuestro poder mental sea prácticamente ilimitado. Hasta ahora hemos dejado que la mente nos dirigiera, pero es el momento de que la pongamos a trabajar a nuestro servicio, creando bienestar, prosperidad, alegría, felicidad, amor y, sobre todo, salud.

Insisto mucho en la salud porque, en estos momentos, basta con dar órdenes mentales a nuestro cuerpo para generarla.

2.- Controlar las emociones.

Las larvas y parásitos astrales que muchos de nosotros llevamos adheridos, ya sea en algún chacra, en algún cuerpo sutil, en cualquier lado, se alimentan de los pensamientos y emociones de baja densidad que ellos mismos provocan en nosotros; de esa forma ellos crecen y nosotros vemos mermada nuestra energía bajando, por tanto, nuestra frecuencia vibratoria.

Darse cuenta de que tu humor cambia a peor o tus pensamientos van de mal en peor es fácil y la mayoría de las ocasiones vienen causadas por estos parásitos.

Tanto si se conocen terapias energéticas para sacarlas como si no la única forma de que dejen de invadir tu espacio para alimentarse de ti es combatirlas trasmutando la emoción que te han provocado. Por ejemplo, suelen provocar enfados pero si eres consciente de que el enfado lo provoca la larva basta que te reprimas, respires, observes la situación y la cambies.

¿Cuántas veces al día te has excedido en los enfados? ¿Cuántas veces, incluso, el enfado no tenía ninguna razón para existir?

Igualmente, pueden provocar tristeza, pena y, de nuevo, hay que preguntarse si realmente lo que ha sucedido es motivo para tal tristeza o tal pena.

Evidentemente, las larvas, que se han adherido a ti para alimentarse de tus pensamientos y emociones de baja densidad, no se van a ir a la primera de cambio pero tú habrás conseguido no bajar tu frecuencia vibratoria.

Si estás en un punto en el que ni tú mismo te reconoces, entonces, te recomiendo asistir a alguna terapia energética para limpiarte pero eso no es garantía para no volver a ser invadido.

Lo único que te garantiza no volver a ser invadido es que tú mismo eleves tu frecuencia de vibración, a través de controlar tu mente posicionándola en positivo, visualizando y controlar tus emociones, no dejándose llevar por la ira, los celos, la envidia, el resentimiento, el odio…Es la única manera que dichos parásitos no vean en ti un lugar idóneo donde alimentarse.

3.- Trabajo de crecimiento personal.

El trabajo personal que debemos hacer es básicamente activar el chacra corazón, pero cómo vamos a activarlo con la tremenda carga que acarreamos?? Liberándonos.

Hay que liberarse del ego, afrontándolo, viéndolo, identificándolo, para poder ser conscientes de su presencia cuando vuelva a surgir y poder corregirlo con amor y sanarlo.

Tenemos que saber qué es nuestra sombra y qué esconde, porque no solo guarda una parte de nuestro ego sino que esconde nuestros instintos más primarios. Y, de igual forma, hay que identificar lo que esconde, sacarlo y trasmutarlo a la luz.

Para trabajarse estos puntos es necesario que la persona se cuestione en su día a día, que se cuestione por qué tal o cual reacción, por qué me duele eso o aquello, por qué he actuado así y no de esta otra forma, cómo he podido perder la calma, por qué me he callado, por qué he pensado tal cosa, es decir, cuestionarse todo lo que la persona hace, siente y piensa y observar qué aspectos negativos surgen tras ese cuestionamiento para sanarlos.

Si alguien necesita una ayuda extra para enfrentar estos temas en la red existen libros en formato pdf realmente buenos que pueden ayudar muchísimo pero la lectura no exime del trabajo propio.

4.- Ayudar a los demás.

Se trata de una ayuda desinteresada, no esperando a cambio nada. Pero aquí entra en juego el ego personal de cada persona. Personalmente, ayudar a otros me ha servido, precisamente, para reconocer a mi ego, para sacarlo a la luz, sanarlo y liberarlo.

Servir a los demás de manera desinteresada ayuda a que eleves tu frecuencia, es un acto por el cual el alma y el corazón se alimentan.

5.- Meditación.

La meditación es prácticamente primordial y esencial. Debemos acallar esa mente que tanto nos ha engañado y manipulado. Acallando la mente, el corazón surge a través de la intuición y cuando se da salida al corazón empezamos a sentir compasión, misericordia, perdón y…..amor.

Para meditar no hace falta mantener una postura concreta ni mantener una música o una pose. Basta con hallar una actividad que nos sea agradable realizar y que la misma suponga que nuestra mente pare de pensar. Por ejemplo, pintando la mente para y se absorta dejándose llevar por lo que está haciendo la mano; hace años, las abuelas meditaban haciendo punto o ganchillo (una buena forma);  pasear por el campo observando las hojas de los árboles, los pájaros, cómo cruje el suelo de hojas secas; cuidando de tus plantas, hablándolas y mimándolas; basta con que encuentres la actividad que te gusta realizar y que, por falta de tiempo, no haces nunca, estoy segura de que sea la actividad que sea, es la apropiada para ti.

6.- Divertirse, jugar y conectar con la Tierra.

Es importante la risa y el juego, divertirse con lo que te guste pues el corazón se alegra y brota un nueva brisa dentro de él, renovando su energía.

Si esta diversión además, la llevamos a la Naturaleza nuestro corazón no solo se alegrará sino que saltará de júbilo. El contacto con la Naturaleza, sentirse parte de ella, respetarla, admirarla, cuidarla nos enraiza aún más en la Madre y nuestra energía quedará aún más anclada en ella.

7.- Despertar el chacra corazón, activarle.

Por internet circulan mantras y músicas apropiadas que ayudan a sentir con el corazón, también encontraréis determinadas meditaciones que os pueden aliviar el camino pero el verdadero trabajo para activar el chacra corazón pasa por tener la firme voluntad y deseo de sentir amor, amor por todo y por todos incluyendo aquéllas personas que no nos agradan.

Así que aquí tenemos muchos velos, miedos, traumas que quitar para poder conectar bien y abrirle.

Respirar amor, ver amor, oler amor, sentir amor, todo es amor.

Para ir eliminando asperezas en nuestro corazón os propongo un fácil y sencillo ejercicio….

Relajarse, respirar profundo llenando el vientre varias veces, no parar a ver qué nos dice la mente, es decir, dejar pasar los pensamientos sin hacerles caso…

Puedes solicitar la compañía de tus guías y ángeles custodios, ellos estarán deseando ayudarte en este proceso.

E imaginad que vuestra conciencia es un minúsculo grano de arroz en el interior de vuestra mente y vemos lo que ven nuestros ojos y vamos a bajar nuestra conciencia (ese pequeño granito) por el interior pasando por detrás de la nariz notando cómo el aire que entra nos refresca y bajando por la garganta, sintiendo la humedad y cómo se oscurece todo. Y seguimos bajando por la garganta húmeda y cada vez más oscura hasta llegar al corazón. Entra en él o quédate afuera, según tú sientas, respira hondo y observa cómo es tu corazón y cuando lo creas necesario haz una pregunta mental: Qué es lo que me impide sentir amor? Permanece en silencio, te vendrá una intuición, un sentimiento, una imagen como un flash e incluso podrás escuchar una voz. La respuesta que te dé será aquello que debas tratar y sanar. Puedes preguntar qué debes hacer para sanarlo, igualmente.

Según vayas recibiendo respuestas puedes ir preguntando más cosas: ¿qué me impide ser feliz? ¿por qué no me río con felicidad? ¿por qué no soy capaz de disfrutar con x? ¿por qué siento resentimiento hacia x persona?, las preguntas te vendrán según vayas limpiando y sanando.

Puedes usar en esta pequeña meditación la llama violeta para trasmutar aquellos grumos negros que veas o sientas en tu corazón e incluso sentimientos que te lleguen que necesiten sanación, solo visualiza cómo esa llama entra en tu corazón y va limpiando esos sentimientos y esos bloqueos que te han llegado.

Cuando creas que has terminado, antes de abrir los ojos agradece lo recibido.

No te excedas no quieras limpiar y desbloquear todo en un ratito de meditación, tómate tu tiempo para asumir lo que se ha liberado, para procesar y continuar fuerte el proceso.

Por último, recomendar encarecidamente una canción que está colgada en You Tube: “Abrete corazón, Icaro chamánico” cantado por Karina Pereyra. He escuchado infinidad de mantras y canciones específicas para abrir el chacra corazón y ésta es la única con la que realmente mi chacra 4 vibró. Realmente buena.

8.- Trabajarnos energéticamente.

El trabajo energético individual lo he dejado para el final porque no todo el mundo conoce cómo equilibrarse o balancear los chacras o como limpiar su energía. Está claro que aquéllas personas que usan terapias energéticas esto en sí es una ayuda grande para todo el proceso anterior que he descrito.

Para las personas que no conozcan o no manejen terapias energéticas decirlas que acudan a recibir terapia energética o que contacten conmigo privadamente para ser iniciados en reiki y poder recibir por ellos mismos la energía.

Por último deciros que todo este trabajo es necesario para que nuestra frecuencia se eleve cada vez más, más rápidamente y el proceso de elevación se pueda dar. Actuamos como antenas para la Madre así que es vital elevar nuestra frecuencia y cuanto antes mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s